Next Euskadi

Nuestro Grupo Parlamentario

rss Ezagutzera eman
Nerea Lupardo Atutxa

Nerea Lupardo Atutxa

Nací en Bilbao un 16 de diciembre de 1968 y tengo 51 años, así que pertenezco a esa ‘generación X‘ que ha tenido que sobrevivir al espectacular cambio de un mundo analógico a uno nuevo digital y a cambios históricos irrepetibles, entre ellos pasar del boli BIC a esta Surface con la que convivo a diario.

Vivo en Arrigorriaga. En este municipio y quizás por tradición familiar, porque mi familia regentaba el frontón del pueblo, Kirolak, fue donde aprendí que trabajar y estudiar eran hábitos de cierta exigencia personal. Con 22 años me afilié a EAJ-PNV, una decisión juvenil de la que este año se cumplen 30 años y algunas canas.

Estudié Derecho en la Universidad de Deusto, hablo euskera e inglés y después de la carrera hice algunos programas para completar mi formación en Consejos de Administración. Echo la vista atrás y recuerdo mis comienzos como juntera y las primeras oportunidades que me ofrecieron mis mayores para empezar a aprender que la política es dura, retadora y apasionante si puedes aportar mejoras en el ‘mini ecosistema‘ que nos rodea.

También fui concejala en el Ayuntamiento de Arrigorriaga (1994-1998) y trabajé como asistente de la mesa del Parlamento Vasco (1996 y 1998). Tuve en esos años el privilegio de trabajar junto a Txomin Aurrekoetxea, desde Uztarri, y Jakintza Elkartea dando clases de euskera en el batzoki. Y, entre enmiendas, comisiones e ‘idazlanak‘, fui sintiendo cómo transcurría mi vida en una tierra con un sentido identitario propio y derechos históricos diferenciales, con una visión de la Europa de los pueblos y con una personalidad clara y definida. En esa base crecí, y siempre he sentido que esa realidad ideológica es el sentido que nos da valor y realidad.

Son 22 años los que he trabajado como directiva en Euskaltel, empresa cotizada desde 2015, y años de un aprendizaje profesional y personal irrepetible. Ahora, toca dar un viraje a mi vida profesional y entro en el ámbito político de nuevo con expectación y algo de nerviosismo. Con dos conceptos que no debemos olvidar: la cercanía y la humildad. Quiero aportar mi compromiso y trabajo para que este País avance en Autogobierno, en su desarrollo económico-social y en el bienestar de su ciudadanía. Creo que EAJ-PNV es el partido que tiene la capacidad y la seriedad necesarias para gestionar estas claves y construir un futuro sostenible y una sociedad cohesionada y moderna. Esta candidatura representa la coherencia política y la defensa de las libertades que promueve el modelo humanista, y el que comparto. No entendería una política que dé la espalda a las personas, a sus necesidades, a su pasado.