Next Euskadi

Sala de Prensa

26/11/2020

Mascarillas moradas contra la violencia de género

Las y los parlamentarios de EAJ-PNV asisten a la sesión plenaria con mascarillas moradas como símbolo del compromiso, la lucha y el apoyo a todas las mujeres víctimas de la violencia. “Nuestra vacuna será lograr que toda la sociedad asuma que mujeres y hombres somos iguales. Seguiremos trabajando por ello”

rss Ezagutzera eman
Mascarillas moradas contra la violencia de género

DESCARGAR IMAGEN

Con motivo de la celebración ayer del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, el grupo parlamentario de EAJ-PNV ha querido simbolizar su compromiso firme con la igualdad de mujeres y hombres vistiendo mascarillas moradas en la sesión plenaria de hoy y en la que tendrá lugar mañana viernes. Los jeltzales trasladan así un mensaje de apoyo a todas las mujeres que son víctimas de la violencia machista, muy especialmente ahora,  cuando sus circunstancias se han visto agravadas como consecuencia de la crisis generada por la Covid-19. “Queremos decirles que no están solas, que detrás tienen a una sociedad y a unas instituciones que les acompañan, les ayudan y trabajan diariamente para conseguir terminar con esta desigualdad. Porque la violencia que se ejerce contra las mujeres es un problema estructural que tiene como fundamento la ausencia de igualdad”.  En este sentido, han recordado que el trabajo que lideran las instituciones vascas va dirigido a garantizar los derechos que asisten a las mujeres: servicios de calidad, protección frente a los agresores, recursos de alojamiento, asesoramiento jurídico y asistencia, entre otros. Sin olvidar, han apuntado, que lo más importante es que la mujer se sienta arropada y acompañada en todo momento. “Tienen que saber que en el momento que den el paso de denunciar una agresión, van a ser escuchadas y ayudadas. Sabemos que es una decisión difícil para muchas mujeres que no ven una salida al final del túnel. Sabemos que es un proceso doloroso, pero cuando lo den se sentirán acompañadas. No estarán solas, nunca. Tampoco ahora, cuando fruto de la situación de excepcionalidad que viven muchas mujeres víctimas de violencia de género, tienen que compartir más tiempo y espacio con sus agresores. Tenemos una estructura sólida y fuerte para dar la respuesta que necesitan”.

El grupo jeltzale ha pedido también a la ciudadanía que “esté atenta y contribuya” a que esas situaciones de acoso silenciadas afloren: tanto los casos conocidos como las sospechas.  “La ayuda que podemos prestar como sociedad puede ser vital en estos casos. La violencia de género en muchas ocasiones se produce en la intimidad, pero no puede quedar ahí. Es nuestra obligación denunciar y prestar apoyo a esa mujer, así como derribar todos aquellos estereotipos sociales que juegan en contra de la mujer. No podemos mirar hacia otro lado”.

Desde el reconocimiento a los avances conseguidos en materia de igualdad en las últimas décadas, EAJ-PNV constata que “queda camino por recorrer” y anima a todas y todos a recorrerlo juntos. “La mascarilla no puede protegernos de esta gran pandemia que es la violencia machista. Nuestra vacuna llegará cuando vivamos en una sociedad igualitaria donde la violencia no tenga cabida. Defender la igualdad y los derechos de las mujeres es un compromiso ético que nos apela a todas y todos”.