Next Euskadi

Sala de Prensa

03/03/2022

EAJ-PNV ve un nuevo “hito” cumplido con la aprobación de la reforma de la Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres

La parlamentaria Leixuri Arrizabalaga asegura que la nueva norma nos sitúa un paso más cerca de alcanzar la igualdad real y efectiva. “Hay un cambio social en marcha y un nuevo marco legal para que las mujeres gocen de las mismas oportunidades y derechos que los hombres”

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

En 2005 Euskadi aprobaba la Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres, convirtiéndonos así en una comunidad pionera y referente en el desarrollo de las políticas públicas de igualdad. 17 años después, volvemos a marcar un hito refrendando en el Parlamento una reforma integral que nos dota de un marco más sólido para proteger a la mujer. En palabras de la parlamentaria Leixuri Arrizabalaga, “nos encontramos ante una ley que seguirá mejorando la respuesta institucional ante la discriminación y la violencia que sufre la mujer”. Una ley, ha añadido, que será clave para fortalecer el hecho de ubicar la violencia como la máxima expresión de la desigualdad de género. Arrizabalaga ha condenado las últimas agresiones ocurridas en Barakaldo y Tolosa y ha asegurado que actitudes así siempre encontrarán el rechazo de la sociedad vasca y el acompañamiento de las instituciones. Lamentablemente, ha afirmado, “esta es la realidad que tenemos, una Euskadi en la que no todas las personas viven libres y sin miedos, una Euskadi en la que hay desigualdad. Todo esto nos exige y nos obliga a seguir impulsando políticas que permitan prevenir la violencia contra las mujeres, fomentando la educación en valores de igualdad y de respeto en todos los estamentos y todas las etapas de la vida. Este es el espíritu de esta nueva ley”.

En su intervención en la sesión plenaria, la representante jeltzale ha puesto en valor el consenso alcanzado entre las diferentes formaciones políticas y ha agradecido los esfuerzos por trasladar a la sociedad una imagen de unidad, “porque todas y todos somos necesarios en la construcción de una sociedad libre de violencias”. Arrizabalaga ha querido también recordar el trabajo de los colectivos, movimientos y mujeres que han participado con sus aportaciones en la elaboración de la ley, y ha citado el papel destacado de Emakunde, una figura clave para EAJ-PNV. “Gracias a todas hoy estamos presentando una norma fruto del consenso, el trabajo compartido y la negociación. Una norma que apuntalará todo el camino que llevamos recorrido en materia de igualdad, un camino que hoy de nuevo ensalzamos, y que además avanzará mirando a un futuro mejor y más igualitario para las nuevas generaciones”. Pero tan importante es disponer de unos buenos instrumentos legales como tener una sociedad concienciada, y afortunadamente, ha añadido, en Euskadi tenemos un cambio social en marcha. “Lo vemos en nuestras casas, en la educación, en el lenguaje que empelamos, en las empresas…Cada vez hay más conciencia, pero nos queda camino por recorrer y ese camino lo haremos instituciones y sociedad de la mano, sin fisuras”.

8 de Marzo

La aprobación de la reforma de la Ley de Igualdad llega pocos días antes de la celebración del Día Internacional de la Mujer. Un hecho que la portavoz jeltzale no ha pasado por alto. “Cuando este próximo 8 de marzo miles de mujeres salgamos a las calles a reclamar una igualdad real y efectiva, lo haremos bajo un nuevo paraguas legal. Lamentablemente la situación no habrá cambiado mucho, porque las injusticias y discriminaciones siguen formando parte de nuestro día a día: brecha salarial, techo de cristal, violencia de género, estereotipos, sobrecarga de trabajo por el tiempo dedicado a funciones de cuidado y mantenimiento del hogar y muchas otras. Pero ese día, ese 8 de marzo de 2022, dispondremos de un instrumento legal potente para acercarnos más al derecho universal que nos pertenece a todas: el derecho a la igualdad de trato”.

Sin embargo, y desde el convencimiento de que la ley hoy aprobada es determinante, nunca será suficiente. No lo será, ha matizado, mientras sigan produciéndose situaciones de desigualdad. “Nunca en esta tarea será suficiente. Lo será el día en el que ni una sola mujer sea asesinada, amenazada o menospreciada sólo por el hecho de ser mujer. Lo será cuando mujeres y hombres tengamos las mismas oportunidades y los mismos derechos.  Ese día, que espero llegue más pronto que tarde, podremos decir que vivimos en una sociedad justa, igualitaria, respetuosa y libre”.  Mientras tanto, ha concluido, nos toca a todas y todos, instituciones, partidos, movimientos sociales y sociedad civil, seguir reforzando los recursos que tenemos, ampliando las ayudas y asistiendo a todas las mujeres que lo necesiten.