Sala de Prensa

22/02/2018

Iñigo Iturrate: “La convivencia no se construye sobre homenajes que avergüenzan a cualquier sociedad decente”

El Parlamento Vasco, con el voto a favor de todos los grupos menos EH Bildu, ha rechazado los homenajes a miembros de ETA porque son “contrarios a la defensa de los derechos humanos y suponen una revictimización para las víctimas”. La Cámara ha solicitado a los poderes públicos que sigan impulsando las políticas de reconocimiento, reparación y justicia

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

“Homenajear, ensalzar o exhibir públicamente a personas que han sido miembros de ETA, o que utilizaron o justificaron la violencia como medio para obtener fines políticos, es absolutamente rechazable y avergüenza a cualquier sociedad decente. Pretender presentar como ejemplo a ciudadanos que señalaron a su vecino para que otros lo asesinaran es una bajeza moral. Pero además, estas actitudes humillan a las víctimas y aumentan su sufrimiento”. Con estas palabras, el parlamentario jeltzale Iñigo Iturrate ha reprobado desde la ética cívica y política los homenajes a miembros de ETA porque “avergüenzan a toda persona decente y dificultan la construcción de una convivencia democrática”.

Iturrate ha asegurado no poder entender, y menos compartir, que familiares o amigos de presos pretendan exhibir públicamente su pasado “como un valor o un ejemplo ante la sociedad. A estas personas les queremos decir, con toda claridad, que el camino que deben recorrer es justamente el contrario. Y por el bien de la convivencia en este País, es un camino que queremos y debemos facilitar que recorran. Mejor antes que después”. Para hacer ese tránsito y evitar que hechos de esta naturaleza vuelvan a repetirse, Iturrate propone impulsar desde la educación y la  perseverancia una cultura inspirada en los derechos humanos que “facilite, a quienes aún no lo han hecho, una reflexión crítica del pasado  y un reconocimiento del daño injusto causado”. Este es el camino, ha añadido, y no el de las prohibiciones o la restricción de derechos fundamentales como el de expresión o reunión. “Por eso nuestro planteamiento es tratar esta cuestión en términos de ética pública y moral democrática, en lugar de plantear ilegalidades. No toda conducta reprochable es constitutiva de delito”.

Para el representante jeltzale, es la Ponencia de Memoria y Convivencia el foro en el que los partidos políticos deben dialogar y alcanzar acuerdos encaminados a la desaparición de toda aquella conducta o simbología que, desbordando los derechos de reunión o libertad de expresión, suponen un enaltecimiento del terrorismo. “Nuestra obligación es plantear exigencias democráticas, es defender con firmeza los principios éticos, es sentarnos en una mesa, dialogar y acordar.  Y esa mesa se llama Ponencia de Memoria y Convivencia”. Un foro del que se ausenta por voluntad propia el PP desde su constitución.

Sigue con Nosotros
Next Euskadi
Aberri Eguna 2018
Programa para las ELECCIONES AL PARLAMENTO VASCO 2016