Next Euskadi

Sala de Prensa

15/12/2021

Oferta en alquiler, precios asequibles y rehabilitación, claves de una buena política de vivienda para EAJ-PNV

El grupo jeltzale ha respaldado en el Parlamento el nuevo Plan Director de Vivienda 2021-2023, dotado con un presupuesto de 1.237 millones de euros. “La vía más adecuada y justa para atender las necesidades de vivienda desde las instituciones públicas es una política de alquiler sólida”, ha defendido Irune Berasaluze

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

El Plan Director de Vivienda 2021-2023, que hoy se ha presentado en el Parlamento Vasco, apuntala, a juicio de la parlamentaria Irune Berasaluze, el alquiler y la rehabilitación como los pilares de las políticas públicas de vivienda del Gobierno Vasco para los próximos años. El desafío es captar el mayor número posible de viviendas para así fomentar el alquiler y hacerlo a unos precios más controlados.

Berasaluze aboga por ir aumentando progresivamente el parque de vivienda en alquiler, implicando tanto a la iniciativa pública como a la privada. Ha recordado además que la apuesta del Gobierno Vasco pasa exclusivamente por el alquiler; así, desde 2020 todas las nuevas promociones impulsadas por VISESA y el Departamento de Vivienda se destinan a este régimen. “Hay que consolidar y desarrollar políticas de alquiler a medio y largo plazo y eso vendrá de la ampliación del parque público de vivienda en alquiler. Es imprescindible que esta oferta vaya aumentando de manera progresiva y continuada como ya se está haciendo”, ha dicho. Consciente de que muchas personas no cumplen con los requisitos para acceder a un alquiler social y deben recurrir a la promoción privada, la parlamentaria de EAJ-PNV ha abogado por controlar los precios, haciendo que sean más razonables. “Estos altos precios son también una consecuencia de la escasez de oferta, por lo que es imprescindible aumentar la oferta para que los precios también se controlen o bajen en parte”, ha defendido. Así mismo, una vez que la legislación estatal sobre precios lo permita, se pondrá en marcha un sistema de control de precios del alquiler privado, adaptado a la realidad vasca. 

MÁS REHABILITACIÓN

Otro de los grandes pilares del nuevo Plan de Vivienda es el impulso a la rehabilitación del parque residencial, favoreciendo la accesibilidad y la eficiencia energética. Tenemos un parque obsoleto, ha asegurado Berasaluze, y nuestras políticas “deben orientarse a mejorar las condiciones de habitabilidad y sostenibilidad en nuestras ciudades y pueblos”. La representante jeltzale ha puesto el foco en los barrios más vulnerables y con mayores necesidades de regeneración urbana. Actuar aquí, ha señalado, será clave y prioritario para conseguir una sociedad más “cohesionada y equilibrada”. Para ello, Berasaluze propone reforzar, en colaboración con ayuntamientos, mancomunidades y sociedades de rehabilitación, todos los programas de ayudas existentes y mejorar la información a la ciudadanía.

La llegada de los fondos europeos abre una ventana de oportunidad para poder conseguir el objetivo de la rehabilitación y la regeneración. Una palanca también para incentivar el empleo en un sector, el de la construcción, muy afectado por la crisis. Ello requerirá, ha advertido, mano de obra especializada y cualificada, para lo que será necesario mejorar la formación de trabajadores y profesionales. “Es evidente que la construcción fue uno de los sectores más castigados por la crisis de 2008 y que el empleo perdido entonces no se ha recuperado en su totalidad. Teniendo en cuenta que muchos de los trabajos de rehabilitación van a estar enfocados al ámbito energético, será imprescindible mejorar la formación de los trabajadores”.

Como cierre a su intervención, la parlamentaria de EAJ-PNV ha subrayado que este Plan no es una suma de intenciones o propuestas vacías. Es un documento que recoge una respuesta integral a las personas con necesidades de una vivienda digna y adecuada, incrementando los recursos para el alquiler y la rehabilitación. “Una respuesta presupuestada, con 1.237 millones de euros, que ayudará a pasar de las palabras a los hechos”, ha finalizado.