Next Euskadi

Sala de Prensa

10/03/2022

EAJ-PNV reclama la transferencia completa de la Inspección de Trabajo para reforzar la prevención y seguridad laboral

“Queremos garantizar más derechos a nuestra ciudadanía utilizando todo el potencial del Autogobierno. Nuestra meta es clara: más y mejor empleo. Empleo seguro y de calidad”, ha manifestado Laura Pérez Borinaga

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

El Pleno del Parlamento Vasco ha solicitado al Gobierno central que se retomen las negociaciones para proceder a la transferencia completa de la Inspección de Trabajo. Según ha argumentado en su defensa la parlamentaria Laura Pérez Borinaga, esta competencia en su integridad permitiría proteger mejor la salud de los y las trabajadoras, además de reforzar la prevención y seguridad en el trabajo. “Un empleo seguro y de calidad es, además de un compromiso de EAJ-PNV y de este Gobierno, un compromiso de País. Es un elemento nuclear para conseguir una sociedad más justa, cohesionada y moderna. Queremos garantizar más derechos a la ciudadanía y eso pasa por utilizar todo el potencial del Autogobierno, apostando en el ámbito laboral por lograr el acuerdo con el Gobierno de España para la plena transferencia de la Inspección de Trabajo”.

Empleo y personas, es para Pérez Borinaga, un binomio inseparable y necesario para avanzar hacia un mayor bienestar social. “El empleo de calidad como objetivo, y en el centro las personas: su salud, su educación, su formación…La persona es el fin último de todas las políticas públicas que este Gobierno impulsa”. En este sentido, la representante jeltzale ha asegurado que será un empleo digno, con buenas condiciones y con seguridad el que hará que la vida de las personas mejore y gane en calidad. “El empleo debe proteger los derechos de las personas trabajadoras, y en especial el derecho a la salud, el derecho a regresar a casa después de cada jornada laboral”. 

Pérez Borinaga ha subrayado el papel determinante que ejerce la Inspección de Trabajo para luchar contra el fraude laboral, reducir las tasas de siniestralidad y controlar a las empresas para que cumplan con la legislación en vigor. “A más personal y medios mejor harán su trabajo los y las inspectoras. Siempre apostaremos por disponer de más medios personales y materiales; eso contribuirá a mejorar la seguridad y la salud”. En los últimos diez años, la plantilla, según datos facilitados por la representante jeltzale, la plantilla se ha incrementado en un 42%. Esa es la línea a seguir, ha dicho. Junto al personal y a las labores propias de la Inspección, Pérez Borinaga ha situado la cultura de la prevención y la formación de los y las empleadas. “La formación es el derecho que tienen las personas a conocer tanto los riesgos laborales asociados a su puesto de trabajo, como las medidas para reducirlos. La cultura de la prevención es el compromiso con la salud y la seguridad”. Esa cultura preventiva, ha finalizado, es la llave para conseguir un empleo de calidad y seguro.  Es ir generando unas nuevas dinámicas de trabajo y una actitud responsable y de respeto por la protección de la salud y el entorno.