Next Euskadi

Sala de Prensa

12/07/2022

EAJ-PNV reconoce el trabajo de las asociaciones de víctimas del amianto en la consecución de “justicia y reparación”

En vísperas de que el Congreso apruebe el fondo de compensación, la parlamentaria Maitane Ipiñazar subraya la perseverancia de las víctimas y sus familias y asegura que, aunque tarde, por fin se hará justicia. “Es una deuda que, tras muchos años de esfuerzo, se va a saldar y a la que llegamos gracias a la persistencia, la lucha sin descanso y la determinación de las asociaciones de víctimas del amianto”

rss Ezagutzera eman
EAJ-PNV reconoce el trabajo de las asociaciones de víctimas del amianto en la consecución de “justicia y reparación”

DESCARGAR IMAGEN

Tras un largo peregrinaje, la Comisión de Trabajo y Seguridad Social del Congreso aprobará este miércoles día 13 el dictamen del texto legal, que reclamó el Parlamento Vasco por unanimidad, para constituir un fondo de compensación para las víctimas del amianto, que nacerá con una dotación de 25 millones de euros ya consignada en los Presupuestos Generales del Estado para este año. Un fondo que ayudará a víctimas y familias a no tener que luchar en los juzgados, evitando el coste personal y económico que ello acarrea. Hoy, los grupos parlamentarios se han reunido en la sede del legislativo con el presidente de la Asociación Vasca ASVIAMIE, cuya labor ha querido reconocer la parlamentaria Maitane Ipiñazar. “Es una deuda que por fin se va a saldar y a la que llegamos gracias a la persistencia, la lucha sin descanso y la determinación de las asociaciones de víctimas. Sus movilizaciones constantes y la perseverancia nos han movido al resto. Instituciones y partidos fuimos permeables a sus justas reclamaciones y de la mano, trabajamos por conseguir protección y reparación”, ha asegurado.

Pero el camino y la tramitación legislativa, ha reconocido, no ha sido nada fácil y ha estado repleto de obstáculos que han ralentizado la aprobación del texto legal que por unanimidad aprobó la Cámara Vasca. “La diligencia del Parlamento Vasco se vio frenada por la tardanza del Congreso en debatir nuestra Iniciativa. Nosotras y nosotros también hemos sido perseverantes, y hemos acudido cuantas veces hemos podido al Congreso de los Diputados para reclamar justicia, responsabilidad y sensibilidad. La primera vez fue en 2015, y desde entonces no hemos parado hasta ver que ahora, por fin, vamos a corregir una injusticia. Hace muchos años que se tenía que haber resuelto este debate; llegamos tarde”, ha lamentado.

En el encuentro mantenido con la Asociación Vasca de Víctimas, Ipiñazar ha destacado la unidad con la que el parlamento ha trabajado a lo largo de estos últimos 7 años. Una unidad, ha mencionado, que “nos ha hecho fuertes y nos ha legitimado para defender en Madrid nuestras exigencias de justicia y reparación”. “En todos estos años, desde 2005, hemos logrado salvaguardar la unidad con la que hemos trabajado este asunto aquí. No hemos dejado de exigir responsabilidad y sensibilidad. El fondo de compensación que hemos reclamado no es sino hacer justicia y aliviar tanto sufrimiento y olvido. Las víctimas y sus familias han padecido el sufrimiento que ocasiona una enferdad silenciosa. Han estado solas durante muchos años, litigando contra unas empresas que en la mayoría de los casos ya habían desaparecido y en otros, han rehuido su responsabilidad”.  Ipiñazar cree que el paso que mañana se dará en el Congreso es muy importante, aunque el más importante, ha afirmado, es aquel en el que víctimas y familias se vean recompensadas y reciban la indemnización correspondiente. “No queremos que haya ni un resquicio de desprotección, no queremos más dolor ni más calvario en los tribunales”, ha concluido.