Next Euskadi

Sala de Prensa

30/01/2024

La nueva Ley de Cooperación asentará y reforzará la tradición solidaria de Euskadi y saldrá adelante con una muy amplia mayoría del Parlamento

La Norma se alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 y fijará que un 0,7% del Presupuesto del Gobierno Vasco se dedique a este ámbito

rss Ezagutzera eman
La nueva Ley de Cooperación asentará y reforzará la tradición solidaria de Euskadi y saldrá adelante con una muy amplia mayoría del Parlamento

DESCARGAR IMAGEN

La nueva Ley de Cooperación y Solidaridad asentará y reforzará la tradición solidaria de Euskadi y, además, se aprobará con un muy alto consenso en el Parlamento Vasco. Esta mañana, la comisión de Derechos Humanos, Igualdad y Justicia de la Cámara de Gasteiz ha aprobado el dictamen de la nueva Norma, que también cuenta con un gran respaldo social gracias al trabajo realizado con los colectivos. La Ley emplaza a implicarse más aún a instituciones y agentes económicos con el reto de la solidaridad, manteniendo un protagonismo esencial de las ONG en el ámbito de la Cooperación.

La Ley establece un marco jurídico nuevo para la política vasca de Cooperación y va a consolidar el objetivo de dedicar un 0,7% del presupuesto del Gobierno Vasco a políticas de Cooperación de Desarrollo, en la línea de lo marcado por los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados para 2030. Al mismo tiempo, los trámites para tramitar ayudas para las ONG se van a flexibilizar y simplificar, lo que hará que todo el proceso sea más ágil.

El texto propuesto inicialmente por la Consejería de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales es, después del trámite parlamentario, más completo y enriquecido. Se refuerza la colaboración directa entre todas las administraciones (Gobierno Vasco, Diputaciones, ayuntamientos…), se han incluido más referencias a la Igualdad o a los derechos de las personas LGTBI, y se ha introducido la educación para la transformación social en la Ley, entre otras novedades.

“A través de esta nueva Ley, vamos a reforzar algo que está muy enraizado en Euskadi: la solidaridad y el tejido asociativo que trabaja en el ámbito de Cooperación. Aquellas personas y colectivos que dedican sus esfuerzos en ayudar van a tener más herramientas y más facilidades para hacerlo”, ha explicado el parlamentario de EAJ-PNV Markel Aranburu.

Por su parte, la parlamentaria del PSE-EE, Miren Gallástegui, ha considerado muy oportuna y necesaria la aprobación de una ley que “viene a sustituir a una norma, la de 2007, que empezaba a mostrarse insuficiente para abordar los desafíos globales que se nos plantean”. Tras felicitarse por el “amplísimo consenso” obtenido, ha destacado la importancia de implantar en Euskadi “una Cooperación que debe ser feminista, ecologista y que responda de manera eficaz a las emergencias humanitarias”.

Más derechos y libertades para las personas trans

La comisión de Derechos Humanos, Igualdad y Justicia también ha dado su visto bueno al dictamen para la modificación de la Ley de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de derechos de las personas trans. Esta Norma también contará con un respaldo amplio del Parlamento Vasco y garantizará el derecho de estas personas a recibir de las administraciones vascas una atención integral y adecuada a sus necesidades en los ámbitos de la Educación, la Sanidad, la Justicia y el Trabajo. El texto legal, de hecho, llegó al Parlamento de la mano de la comunidad trans.

La Ley establecerá medidas para contribuir a la superación de los estereotipos que afectan negativamente a la percepción social e institucional y, en palabras del parlamentario de EAJ-PNV Iñigo Iturrate, “reforzará y profundizará en los derechos de las personas trans”. “Habíamos adquirido un compromiso político con la defensa de los derechos y las libertades de todas las personas y con el reconocimiento de la diversidad y ahora vamos a cumplir. La transexualidad se va a poder vivir con naturalidad, sin miedos y con una mayor libertad”, ha insistido Iturrate.

Para la parlamentaria socialista, Gloria Sánchez, la ley permitirá “garantizar plenamente el derecho de las personas trans a recibir de las administraciones públicas vascas una atención integral y adecuada a sus necesidades educativas, sanitarias, jurídicas o de otra índole en igualdad de condiciones con el resto de la ciudadanía”. “Con ello damos un paso más para avanzar en una sociedad basada en la igualdad de oportunidades de las personas trans y en la aceptación de la diversidad dentro de una sociedad más justa y libre”, ha añadido.

En el ámbito sanitario, la Ley incluirá la ampliación de la cartera de servicios de Osakidetza e impulsará la puesta en funcionamiento de los Servicios de Atención Primaria a la transexualidad y una Unidad especializada. Dentro del sistema educativo también se crearán protocolos de no discriminación por razón de identidad sexual y se impulsará la formación y la concienciación entre toda la comunidad educativa. También se crearán planes contra la discriminación en el ámbito laboral, tanto público como privado.

La nueva Norma, que se sitúa a la vanguardia en protección de derechos de estas personas, recoge el derecho de las mismas a ser escuchadas y a participar en la toma de decisiones médicas. En el caso de que no comprendan el alcance de los tratamientos o sean menores de 16 años, el consentimiento para abordarlos lo dará su representante legal.