Next Euskadi

Sala de Prensa

22/01/2020

EAJ-PNV apoya a El Salvador en su lucha por la despenalización del aborto y anima a sus instituciones a desarrollar políticas que protejan a las mujeres

El parlamentario y coordinador del Intergrupo sobre Población, Desarrollo y Salud Reproductiva Iñigo Iturrate visita El Salvador para “contribuir desde nuestra experiencia a que los derechos de las mujeres estén en el centro de la agenda política del país. Respaldaremos todas las iniciativas que promuevan los derechos humanos, y en especial la regulación del aborto para evitar que las mujeres mueran o sean encarceladas”. La delegación vasca se entrevistará con el presidente de la República Nayib Bukele y representantes de Naciones Unidas

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

El Intergrupo parlamentario sobre Población, Desarrollo y Salud Reproductiva inicia un viaje a El Salvador con el objetivo de apoyar la agenda en pro de los derechos sexuales y reproductivos que se está implementando en el país, y asesorar en la constitución de un intergrupo en la Asamblea Nacional. EAJ-PNV  cree que la experiencia que acumula Euskadi y sus instituciones puede contribuir al impulso de las iniciativas parlamentarias y sociales salvadoreñas relacionadas con los derechos sexuales y reproductivos. En este sentido, el parlamentario y coordinador del Intergrupo vasco Iñigo Iturrate ha manifestado que “el derecho a la salud, a la no discriminación, a la educación sexual o a la vida de las mujeres embarazadas son derechos humanos universales y como tal, debemos protegerlos aquí y en todos aquellos lugares donde son vulnerados. La militancia en pro de los derechos humanos no entiende de fronteras”. 

El Salvador tiene una asignatura pendiente con la salud y la seguridad de las mujeres; es uno de los seis países de América Latina y El Caribe en el que el aborto está prohibido y penalizado en todas sus formas; la violencia contra las mujeres presenta unas altas tasas y hay una ausencia total de educación en sexualidad en el sistema educativo. Reconociendo que en los últimos años se han producido avances, las leyes, ha dicho Iturrate, “siguen siendo muy restrictivas y los desafíos y retos continúan siendo de primer nivel”. Así, ha recordado a las miles de niñas obligadas a ser madres a la fuerza, a las  mujeres que siguen falleciendo por causas maternas y a las condenadas con penas elevadísimas de cárcel por abortar. “Los derechos sexuales y reproductivos deben estar por encima de cualquier otra consideración y la obligación de los poderes públicos es protegerlos”. Los datos, ha añadido, “deben hacernos a todos reflexionar y redoblar los esfuerzos por proteger los derechos y la salud de las mujeres”. Así, en la actualidad hay 16 mujeres encarceladas por abortos espontáneos, finalizar embarazos de riesgo o fruto de una violación;  el 30% de los embarazos en el país son en mujeres menores de edad; 11 niñas al día son víctimas de la violencia sexual. “Cifras escandalosas e intolerables que ponen de manifiesto la vulnerabilidad de niñas, adolescentes y mujeres ante la violencia sexual que ejercen contra ellas los hombres”.

Los movimientos sociales de El Salvador y algunos grupos parlamentarios están liderando los esfuerzos para que las mujeres puedan decidir sobre sus relaciones sexuales, su maternidad y su salud sexual. Así, en los últimos meses, han establecido relaciones de colaboración con el Intergrupo Vasco, dando como resultado la visita que estos días cursan sus integrantes al país centroamericano. “Dentro de nuestro trabajo está el de participar en aquellas actividades de intercambio de conocimiento encaminadas a mejorar la cooperación en materia de salud sexual y reproductiva. Nos entrevistaremos  con diputadas y diputados de la Asamblea Legislativa de El Salvador, cuerpo diplomático, Naciones Unidas y también con representantes de la sociedad civil para aportar nuestra experiencia y la del Intergrupo y asesorarles en la puesta en marcha de un foro parlamentario que actúe contra las amenazas que hoy sufren niñas, adolescentes y mujeres”.

En la agenda de reuniones, destaca el encuentro que la delegación vasca mantendrá con el presidente de la República Nayib Armando Bukele y varios de sus ministros. También acudirán a un centro penitenciario para reunirse con un grupo de mujeres que cumple condena por haber interrumpido su embarazo, en muchos casos incluso de manera involuntaria. “La cárcel no puede ser el castigo para una niña que ha sido violada o para una mujer que ha abortado por riesgo a morir en el embarazo o que ha sufrido un aborto natural. El Salvador necesita un marco legal que permita la interrupción legal y segura del embarazo”, ha manifestado Iturrate. En este sentido, EAJ-PNV, al igual que ya ha hecho la Organización Mundial de la Salud, llama a las instituciones del país a que se regule el aborto “para evitar que las mujeres mueran o sean encarceladas”. El Salvador debe sumarse a la mayoría de países que ya cuentan con esta regulación. “Es necesario construir un consenso que no permita que las mujeres sean castigadas penalmente y estigmatizadas socialmente. Confiamos en que se dé un paso adelante”, ha concluido Iturrate.

es es
EAJ-PNV apoya a El Salvador en su lucha por la despenalización del aborto y anima a sus instituciones a desarrollar políticas que protejan a las mujeres

Next Euskadi
Programa para las ELECCIONES AL PARLAMENTO VASCO 2020