Next Euskadi

Sala de Prensa

29/06/2023

La Ley vasca de Centros de Culto y Diversidad Religiosa reconocerá jurídicamente la nueva realidad social y el pluralismo religioso en Euskadi

El parlamentario jeltzale Jon Andoni Atutxa considera que esta nueva realidad plural supone la aparición de nuevas necesidades y demandas, por lo que “es necesario establecer mecanismos de diálogo y acuerdo para una gestión positiva de la diversidad religiosa de nuestra sociedad”

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

La Ley de Lugares o Centros de Culto y Diversidad Religiosa ha sido aprobada en el pleno de este jueves en la Cámara vasca, por lo que Euskadi cuenta ya con una nueva ley inexistente hasta el día de hoy, que tiene como principal objetivo el de proteger la convivencia y la diversidad religiosa, y garantizar el ejercicio del derecho fundamental a la libertad religiosa de las personas y de las diferentes iglesias, confesiones y comunidades religiosas; todo ello, sin que pueda producirse ninguna discriminación entre las mismas.

El parlamentario de EAJ-PNV, Jon Andoni Atutxa, ha manifestado que la diversidad religiosa en Euskadi es cada vez una realidad más relevante, lo que requiere de una adecuada gestión desde los poderes públicos. “Esta ley dota de reconocimiento normativo a una realidad social de hecho, el pluralismo religioso en el marco autonómico. Se busca disponer de una herramienta válida para una gestión positiva de la diversidad religiosa”, ha dicho.

En ese sentido, el parlamentario jeltzale ha constatado la falta de instrumentos normativos suficientes para gestionar adecuadamente, por ejemplo, la cuestión de los centros o lugares de culto, imprescindibles para hacer efectivo el derecho a la libertad religiosa y de culto. Así, esta ley “protegerá el derecho a la libertad religiosa en relación con la apertura y empleo de esos centros de culto, como un derecho fundamental dotado de las mayores garantías jurídicas”.

Además, Atutxa ha destacado que “se establecerán mecanismos de diálogo y acuerdo para una gestión positiva de la diversidad religiosa en nuestra sociedad”, mediante la creación del Consejo Interreligioso Vasco, un órgano de diálogo y colaboración institucional con las diferentes confesiones y comunidades religiosas. “Su misión será preservar y promover una convivencia interreligiosa e intercultural, basada en el respeto al pluralismo religioso. Asesorará a las instituciones vascas en el desarrollo de las políticas orientadas al ejercicio de la libertad religiosa y a evitar cualquier forma de discriminación”, ha puntualizado.

Next Euskadi
Programa para las ELECCIONES AL PARLAMENTO VASCO 2020